access_time 08:56
|
29 de enero de 2019
|

Atentos a lo que dicen los niños

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1533123213746abuso.jpg

Los datos estadísticos muestran que la situación de vulnerabilidad a la que están sometidos los menores de edad a la hora de evaluar las denuncias por abuso sexual es extrema. Si a una persona adulta o adolescente le cuesta manifestar que fue víctima de un delito con estas características, un niño o una niña se ven en total estado de desprotección. Por lo tanto, la única manera de romper el silencio y el halo de impunidad que cree tener el abusador es a través de un diálogo franco, que genere un entorno confiable para los chicos. Es imprescindible fomentar la comunicación intrafamiliar, en contra del secretismo y el oscurantismo.
Por más que duela, nunca hay que descartar que hechos como estos pueden estar sucediendo. Se trata de estar atentos y no caer en el facilismo de la negación, porque, cuando eso ocurre, se da una revictimización que atenta severamente contra la posibilidad de esclarecer lo sucedido.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.