access_time 17:34
|
29 de enero de 2019
|

Crimen de la odontóloga: las sospechas de los investigadores

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/154879405966029-01-2019_una_de_las_pistas_que.jpg

Los pesquisas creen que el principal sospechoso, Casimiro Abel Campos, trasladó a la víctima, Gisella Solís, en su camioneta a plena luz del día al lugar donde la ocultó. Y luego volvió a Capital Federal.

Los investigadores del crimen de la odontóloga Gisella Solís Calle, encontrada este martes asesinada y enterrada a la vera de un camino cercano a la autopista Buenos Aires-La Plata, creen que la pareja de la víctima trasladó el cuerpo de la mujer en su camioneta a plena luz del día y una hora después regresó a la capital bonaerense, informaron fuentes policiales.

Esta hipótesis se desprende de la secuencia de imágenes captadas por distintas cámaras de seguridad municipales en cuatro puntos distintos del recorrido.

Fuentes policiales informaron que la primera captura fue a las 13.36 del miércoles 16 de enero último -día en que desapareció la odontóloga- cuando se vio la camioneta de Casimiro Abel Campos (55) transitar por el Camino Negro (ex ruta 19), desde la bajada de la autopista en Villa Elisa hacia el Río de la Plata.

Justamente a la vera de ese camino y a unos 2.800 metros de dicha bajada se encontró esta mañana el cadáver de Solís Calle (47), enterrado y envuelto en sábanas.

Luego, a las 14.25 del mismo día se vio la camioneta de color amarillo pasar por la esquina de calle 13 y 487 de la vecina localidad de Gonnet y 14 minutos después pasó por el Camino Centenario y 511, en dirección a la ciudad de La Plata.

Por último, 14.39, la camioneta fue vista en el Intercambiador Ing. Pedro Benoit, ya a la altura de la localidad platense de Ringuelet, más cerca del capital bonaerense.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.